Adios Don Tefo.

El destacado artista plástico puertorriqueño Rafael Tufiño falleció la tarde del jueves a consecuencia de un cáncer pulmonar que se le había diagnosticado hacía dos meses. Tenía 85 años.

Su hijo Pablo Tufiño _quien llegó a la isla para atender al artista luego del diagnóstico_ ofrecerá una conferencia de prensa la mañana del viernes para informar sobre los detalles de los actos fúnebres.

``Pablo pide un poco de espacio al público y a los medios para realizar los preparativos'', dijo a la AP Carlos Ayala, portavoz del Museo de Arte de Puerto Rico, donde se celebrará la rueda de prensa en la que se anunciarán, además, los detalles de un concierto en homenaje al artista.

El maestro de la pintura y el grabado murió a eso de las 5:30 de la tarde en el Hospital Presbiteriano en Condado.

Tufiño nació en 1922 en Brooklyn, Nueva York. Tras una breve estancia en la isla a sus cuatro años, regresa para quedarse ya a los 10 años, cuando se muda a la casa de su abuela en Puerta de Tierra.

En la escuela intermedia, sobresale por su habilidad para el dibujo, lo que le gana un certificado como dibujante.

A los 12 años, Tufiño _quien hasta entonces era conocido como Ralph_ llega al taller del artista Juan Rosado con un retrato de José de Diego en un cartón de cigarrillos como carta de presentación.

Rosado lo acoge y lo envía a trabajar al taller en el que laboraba Tony Maldonado, donde Tufiño se destacó como rotulista, pintor de letras y colaboró en la creación de las carrozas alegóricas para el carnaval.

En su incipiente carrera como pintor, ``Tefo'' utilizó el óleo, pero también la acuarela, medio en el cual creó la pieza ``Desde mi estudio'', de 1940.

Ese mismo año, fundó junto a otros artistas ``L'Atelier'', un taller de trabajo y bohemia que estuvo activo por seis años, cuando Tufiño se va a Nueva York, y luego a México, para estudiar en la Academia San Carlos, donde conoce a su primera esposa y madre de dos de sus hijos, Luz María Aguirre.

En 1949, presentó su primera exposición individual en el Ateneo Puertorriqueño, en la que integró óleos y dibujos.

A su regreso a la Isla, Tufiño se une a Lorenzo Homar y otros artistas bajo la División de Educación a la Comunidad, desde donde floreció la tradición del grabado en el quehacer artístico puertorriqueño.

En 1956, recibe la beca Guggenheim y realiza la ``Serie del Café''.

Tufiño trabajó en la Escuela de Artes Plásticas y llevó sus pinturas y grabados hasta las salas del Metropolitan Museum of Arts en Nueva York, la Biblioteca del Congreso en Estados Unidos, el Museo de Arte de Ponce, el Museo del Barrio, entre otras instituciones.

En el 2003, el National Arts Club lo reconoció con la medalla de honor por sus logros en el arte, convirtiéndose en el primer puertorriqueño y segundo latinoamericano en recibir esa distinción.

De otra parte, Alegría dejó saber que el deseo del Maestro de ser sepultado en el Cementerio del Viejo de San Juan, será cumplido.

Anoche, el Instituto de Cultura Puertorriqueña informó que los restos de “El Tefo” serán expuestos en las próximas horas en la Sala Audiovisual de la Galería Nacional en el Viejo San Juan. Aún se espera por la llegada de familiares del artista que residen en los Estados Unidos.

Nota Personal sobre de Reavel sobre este articulo:

Tuve la grandiosa oportunidad de conocerle en el 2006 en una exposicion de graffiti en la galeria prinardi [lo que era porque no la veo por alli ya] y pues aproveche a tomarme una foto con el. Parecia fanatica groupie. Le dije a mi hermana mira quien esta ahi y ella quien... y yo Don Tefo!! ella se quedo como que OK?!! Pues le explique [hablamos de Don Tefo uno de los mejores artistas, el maestro por excelencia, hacia de todo tipo de arte: grabado, pintura, serigrafia, rotulaciones, etc] entonces fue que entendio.

Una persona humilde que aunque ni idea de quien yo are tenia hablo conmigo como si me conociera de hace anhos. En la corta charla me dijo donde vivia, me pregunto si pintaba y que si lo hacia que siguiera. El respaldaba el arte en todas sus formas lo que un verdadero artista debe hacer. Fue un placer, una verdadera alegria pasar aquellos munitos con el. El decia que era tarde, que estaba cansado y tenia la azucar por las nubes por toda la coca~cola que habia tomado. Fue como hablar con mi abuelito. Muy respetuoso el senhor y super humilde. Tambien lo vi despues andando por el hospital de veteranos.

Espero que las futuras generaciones lo tengan de modelo como ser humano porque tienen mucho que aprender. No importando su nombre y renombre todos los galardones, nombramientos que tenia siempre estaba dispuesto y respaldando a la juventud. Apesar de su condicion nunca se quito y pinto hasta el fin de sus dias. Un ejemplo para las generaciones. Me habria gustado que los periodicos locales le dieran la portada para resenhar este momento historico. darle el lugar de importancia que es su perdida para el pais y la historia del arte aqui en Puerto Rico.

A la familia mucha fortaleza y bendiciones. Su padre, tio, hermano,etc fue un gran aporte a lo que es el arte en Puerto Rico hoy y en el futuro. Gracias por compartirlo con nosotros. Mantengan su legado puro.

Comments